Tarta de queso de chocolate

Hola amigos y amigas.

Hoy traigo esta receta después de pasar unos días en el hospital. Me tuvieron que operar de urgencia el miércoles y ahora ya estoy en casa descansando y bien. Todo ha quedado en un susto así que a olvidarse.
Tenía pendiente la receta de esta cheesecake que gustó muchísimo, porque la tarta de queso de por si está buenísima pero como te guste el chocolate, con esta tarta te mueres.
La receta es del libro que me regalaron estas Navidades de El Rincón de Bea, una delicia de principio a fin. La receta venía sin nata montada por encima, pero un consejo que daba por si se “rajaba” la tarta por arriba era cubrirla, y eso me pasó a mi. Y la verdad que fue todo un acierto lo de la nata porque le daba suavidad.
Ingredientes (para un molde de unos 20 cm.)
– Para la base
  • 150 g. de galletas de chocolate (yo las hice con esta receta porque no encontré galletas de chocolate en las tiendas habituales)
  • 60 g. de mantequilla
– Para la crema
  • 450 g. de queso Philadelphia de Milka (3 paquetes)
  • 230 g. de queso Philadephia
  • 75 ml. de agua hirviendo
  • 25 g. de cacao en polvo
  • 150 g. de azúcar
  • 4 huevos L
  • 1 cucharada de Maizena (harina de maíz)
  • 200 ml. de nata fresca
– Para la nata montada
  • 200 ml. de nata para montar
  • 6 cucharadas de azúcar
Elaboración:
– Para la base
  1. Picamos las galletas de chocolate y echamos la mantequilla derretida hasta formar una pasta.
  2. Engrasamos el molde y forramos la base con la pasta de chocolate y mantequilla.
  3. Metemos a la nevera una media hora para que se enfríe.
– Para la crema
  1. Mezclamos el agua y el cacao en polvo hasta que se disuelva y dejar enfriar.
  2. Batimos los quesos con el azúcar a velocidad baja.
  3. Añadimos los huevos de 1 en 1.
  4. Agregamos la nata fresca y la Maizena sin dejar de batir.
  5. Echamos la mezcla de agua con el cacao y no dejamos de batir hasta su total integración.
  6. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos a 175º unos 50 minutos. El centro se moverá ligeramente aun pero se acabará de cuajar al enfriar.
  7. Sacamos del horno y ponemos una rejilla. Sin dejar pasar más tiempo pasaremos un cuchillo por el lateral del molde para despegar la tarta de las paredes.
  8. Cuando esté fría la meteremos a la nevera tapada con papel film al menos 6 horas, aunque siempre es preferible de un día para otro.
– Para la nata montada
  1. Ponemos la nata líquida en un bol y montamos conunas varillas.
  2. Cuando empiece a montar agregamos el azúcar a cucharadas hasta que esté totalmente montada.
Y nada más. Para consumirla es preferible que la saquemos un poco antes de la nevera y pongamos la nata por encima justo antes de servir. Ya veréis como os va a encantar esta tarta, es muy suave y seguro que más de uno repite, lo digo por experiencia jiji. Como digo, la nata la hace más suave, estaba divina.

Aquí veis como se abrió por la mitad pero podemos ponerle por encima nata, mermelada o lo que más nos apetezca y quedará solucionado. O si no le vais a hacer fotos como yo, os la zampáis tal cual ^^.

Espero que os guste y la hagais en casa, que será un éxito garantizado.

Un besico.

PAO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s