Cheesecake de chocolate blanco

Hola amigos ¿qué tal va la cosa? Yo hoy comienzo la semana 39 de embarazo y esta niña no tiene ni la más mínima intención de salir (aunque dicho esto puede ser que antes de que acabe este post me ponga con contracciones y no pueda acabarlo jaja).
Ya se que hace poco puse la receta de una tarta de queso, pero es que ésta está tan buena, tan tan buena, que no he podido resistirlo, os va a encantar os lo juro!!

La receta la encontré buscando exactamente una tarta de queso con chocolate blanco, ya que era para el cumple de mi pareja y le encanta el chocolate blanco. Es de la web Mercado Calabajío una web más que interesante. Vamos pues.
Ingredientes:
  • 200 g. de galletas tipo Digestive
  • 100 g. de mantequilla 
  • 360 g. de chocolate blanco
  • 250 ml. de nata para montar
  • 450 g. de queso crema
  • 100 g. de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • Mermelada al gusto
Elaboración:
  1. Lo primero es preparar la base picando las galletas y derritiendo la mantequilla. 
  2. Se mezcla y se pone en la base de nuestro molde, que será de 26 cm. y reservamos en la nevera.
  3. Ponemos la nata al fuego y llevamos a ebullición. Luego echamos por encima del chocolate en pedazos que tendremos en un bol. Removeremos con unas varillas y dejamos templar.
  4. Por otra parte en un bol mezclamos el queso y el azúcar.
  5. Echamos los huevos de 1 en 1 hasta que estén integrados.
  6. Añadimos la vainilla y por último el chocolate, sin dejar de remover.
  7. Echamos la mezcla en nuestro molde y dejamos reposar 10 minutos.
  8. Cogemos la mermelada (la mia de cereza), la batimos, la echamos haciendo circunferencias encima de la base y con un palito la removemos para que quede tipo marmolado.
  9. En el horno pondremos la bandeja con agua en la parte de abajo y sobre la rejilla que estará a media altura pondremos el molde y haremos la tarta a 160º durante una hora aproximadamente.
  10. Apagaremos el horno y dejaremos enfriar antes de echar la mermelada por encima. 
Así queda haciendo el efecto marmolado con la mermelada en la mezcla, es precioso y tal cual podría servirse, aunque a mi me gusta mucho con mermelada, y como hay de tantos sabores podeís darle un toque más dulce aun o un poco ácido, como más os guste.
Yo siempre la he hecho de un día para otro y la he guardado en la nevera. Queda bastante compacta pero está buenísima así fría. En el blog de donde saqué la receta recomiendan comerla fresca, ni muy fría ni caliente, aunque no especifican si se enfría “al aire” o en la nevera, pero entonces hay que hacerla sólo un rato antes de la comida o la cena. A vuestra elección..
Por cierto, la semana pasada mi familia y amigas me hicieron una fiesta sorpresa por la próxima llegada de mi niña, que menos mal que se está haciendo de rogar que si no la fiesta ya es con ella aquí jaja. Pues resulta que la tarta la hice yo, si si, yo hice mi propia tarta sin saberlo. Claro, me engañaron diciéndome que la había encargado un compañero de mi pareja, y justo fue esta tarta tan rica. Mirad que cucada de mesa dulce me hicieron, que maravillosa sorpresa.
Y nada más por hoy, que espero no poder escribir de aquí a un tiempecito. Yo os voy contando!!
Muchos besicos.
PAO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s